Connect with us

Opinión

Terrenos en Playa Miramar, entre el robo y el engaño 

Redaccion

Published

on

Pintaba muy espectacular el anuncio hecho en febrero del 2021 por el entonces gobernador Francisco García Cabeza de Vaca. Era una mañana fría, pero al texano-reynosense poco le importó para anunciar la “recuperación” de cinco predios en Playa Miramar, para de inmediato ponerse vía licitación a la iniciativa privada y construir hoteles, clubes y una torre de departamentos. 

El procedimiento a cargo de su asesora Hilda Gómez, conocida por tumbarle a Femsa una millonaria inversión en la laguna del Carpintero ante el daño ecológico en el mangle, esto en los tiempos priistas de Egidio Torre Cantú y Magdalena Peraza Guerra en su primera de dos administraciones porteñas, dejó siempre la sospecha de actuar por un trasfondo político. 

Eso se acrecentó cuando vino la siguiente fase. En la primera de dos convocatorias de la Secretaría de Administración, salieron ganadores un par de empresas sin residencia en la entidad, Hospitals & Investments S.A. y Basiforti S.A., está última, propietaria de un argentino. 

Lo irónico fue toparse con dos solicitantes conocidos a quienes les negaron la opción de hacer un proyecto, el Grupo Hotsson de reciente arribo luego de adquirir dos hoteles de GT Global, uno el famoso Camino Real de la Avenida Hidalgo, como a Emilio Rojas Cobián, futuro presidente nacional de la Asociación Mexicana de Profesionistas Inmobiliarios (AMPI), esto en marzo, es decir, un mes después. 

Un tercer actor 

Mientras los funcionarios en los Vientos de Cambio daban una cifra del capital como la fecha de arranque un día, pero al siguiente era totalmente distinto, en agosto salió el segundo llamado. Lo único que se transparentó fue el ganador de nombre Discovering México Destination Club. De los tres, antes del 30 de septiembre de 2022, jamás hubo un proyecto en papel. Peor, jamás pusieron un block. 

Llegó el 1 de octubre. Cabeza de Vaca ya estaba en Texas, sus colaboradores huyeron antes del estado y dentro de todas las suspicacias, lo de Miramar salió a flote donde menos lo esperaban, incluidos Morena. El Grupo Inmobiliario Cormon se presentó ante la Unidad de Inteligencia Financiera para acusar al exmandatario y secretarios del despojo de esos terrenos mediante extorsiones y uso indebido de la Fiscalía de Justicia. 

Ayer en el Congreso local, el decreto fue derogado pues no se invirtió y mucho menos se dieron los “beneficios en empleos, turismo, derrama económica y en confianza” prometidos por el panista. 

En resumen, así acabó el asunto de los predios en Miramar, entre el robo y el engaño. 

Click to comment

Deja un comentario

Copyright © 2024 Citadino News. Todos los derechos reservados.