Connect with us

Opinión

Reynosa: Carlos Peña con Morena … ¿Y Maki? 

Liborio Méndez

Published

on

En el novelón digno de una serie dramática al estilo de Netflix, HBO o Amazon Prime Video, lo último sobre el pleito entre Maki Ortiz Domínguez con el Movimiento de Regeneración Nacional es una denuncia en los tribunales electorales; todo por no ser elegida como candidata a la gubernatura de Tamaulipas para la elección de junio próximo. 

El fin de semana pasado fue una de las tantas noticias conocidas y confirmadas dentro de la actividad rumbo a la importante fecha. Por supuesto, no pasó desapercibida, más por quién se trata y todo el contexto alrededor del partido, de los personajes, de la historia y de las posibles consecuencias a favor o en contra. 

Pero en este raro guion de la sucesión gubernamental, cuando las voces muy cercanas al Prianrd y a la Trucomanía, juran desde Nuevo Laredo a Tampico tener «bien segura» a la exalcaldesa de Reynosa y retornar al lugar que, vale señalar, fue terriblemente maltratada por los Vientos de Cambio, surgió un detalle para nada fuera de análisis. 

Este miércoles se dio en la ciudad fronteriza, la más poblada del estado, un evento organizado por diputados federales de la bancada Morena-PT-Verde, integrantes también de la coalición Juntos Hacemos Historia. Hubo personajes de los tres frentes representados en el acto, en primera fila. Junto a ellos, como uno más, apareció Carlos Peña Ortiz, el presidente municipal. 

En videos y fotos, fue notorio no se le hizo a un lado. Al contrario, Olga Juliana Elizondo, Adriana Lozano, Erasmo González, Tomás Gloria y hasta el líder del Congreso estatal Armando Zertuche lo arroparon, le dieron su sitio, se tomaron las gráficas de recuerdo y hubo cordialidad. Por cierto, es la primera ocasión que coinciden tras los sucesos de diciembre pasado y la encuesta. 

Y esto, da muchas lecturas 

De inicio, es claro que Makito no fue sin permiso. La situación legal de su madre y antecesora en el Ayuntamiento es una cosa muy distinta a la fidelidad que Carlos muestre por el partido que le dio la oportunidad de contender, ganar por mayoría relativa y fungir como jefe edilicio. 

Lo segundo, es un posible «doble juego» de la exsenadora. Así como no suelta la mano del obradorismo, mínimo bien agarrada del dedo menique, les tira guiños a los adversarios azules y con eso, los trae arrastrando la cobija. 

Por todo lo que sucedió este miércoles, Peña Ortiz se mantiene fiel a Morena. Ya dejó un precedente. 

Continue Reading
Click to comment

Deja un comentario

Copyright © 2024 Citadino News. Todos los derechos reservados.