Connect with us

Opinión

La urgencia de ciudadanizar los gobiernos 

Redaccion

Published

on

El martes salió un vídeo donde el diputado local y aspirante a la alcaldía de Tampico, Mon Marón, lanzó una convocatoria muy singular en estos tiempos de definición de candidaturas a cargos públicos dentro del Partido Acción Nacional y en el resto de los organismos políticos y sus aliados hacia la campaña como elección del próximo 2 de junio. 

Dentro del audiovisual, invitó a militantes, simpatizantes y hasta a la sociedad civil, siempre y cuando sean ciudadanos del puerto, a mandar su petición de formar parte de la planilla de regidores y síndicos. Sus medios de contacto son sus plataformas digitales para dar mayores datos sobre los documentos a conseguir o tener en orden. 

Sorprende pues, si algo caracteriza en el preámbulo de una postulación a la presidencia municipal de cualquier ciudad en México es la confirmación del Cabildo. La mayoría se integra de mujeres y hombres quienes dieron su notable apoyo o se comprometieron desde juntar la mayor cantidad de votos, salir a las calles o bien poner de su bolsa, a fin de hacer ganar al titular o futuro jefe de la comuna.  

No solo eso, pasa en las grandes esferas al venderse como ciudadanos a cargos públicos ocupados por los políticos de siempre. Ya se nota en las plurinominales para el Senado y la Cámara de Diputados: al menos en el Frente Amplio por México, dejaron sin lugar a un referente emanado de la ciudadanía, alguien fuera del entorno, una cara fresca. 

Hay buenos perfiles  

La intención de Mon, quien compite por la candidatura junto a Rosa González, es llamativa. En la población se tiene a gente preparada, conocedora de la ciudad, sus dolencias, sin compromisos y, hoy en día, con las herramientas para vigilar, cuestionar, avalar o hasta rechazar cualquier propuesta que no sea en beneficio del municipio. 

Se puso un ejemplo. Veremos si otros candidatos se atreven a abrir a tamaulipeco o mexicano promedio una silla en los próximos cabildos o seguimos en lo mismo, “levantamanos” condicionados a aprobar desde una flor a colocar en un camellón que cueste 3 millones de pesos y sea lo máximo, como se presume en Ciudad Madero, o estar amarrados con la condición de ganarse una jugosa compensación. 

Los gobiernos en México requieren una ciudadanización. Ojalá esté estado sea pionero, como lo ha sido en otros aspectos de la vida pública nacional. 

Click to comment

Deja un comentario

Copyright © 2024 Citadino News. Todos los derechos reservados.