Connect with us

Opinión

Adrián, Erasmo y Claudio: teléfonos en altavoz

Redaccion

Published

on

Logo

A temprana hora del 2 de junio, Adrián Oseguera convocó a Erasmo González Robledo y Claudio De Leija a que se fueran a su oficina para, desde ahí, monitorear el desarrollo de la jornada electoral.

Erasmo y Claudio aceptaron y llegaron, tal como se había acordado, a las 11 de la mañana a las oficinas de la empresa de Adrián Oseguera.

A esas instalaciones llegaron también los integrantes de su equipo de mayor confianza, los que estuvieron en contacto con las estructuras territoriales desde otra área de la empresa.

Reunidos ahí, Adrián, Erasmo y Claudio establecieron otro acuerdo: todas las llamadas telefónicas que hicieran o recibieran serían con el altavoz encendido, es decir, serían escuchadas por los tres.

El objetivo de ese acuerdo: erradicar cualquier vestigio de la desconfianza que fue sembrada por los opositores, por los blanquiazules, de un supuesto ‘voto cruzado’ entre la fórmula electoral morenista.

Los tres aceptaron y Adrián, Erasmo y Claudio hicieron y respondieron desde las 11 de la mañana hasta las 11 de la noche, hora en que ‘se rompió la taza y cada quien se fue para su casa’, todas sus llamadas telefónicas en altavoz, en un ejercicio de total transparencia en la operación política del ‘Día D’.

De esa forma, los tres morenistas echaron abajo las versiones de un presunto ‘voto cruzado’, algo a lo que se aferró el despistado candidato panista Carlos Fernández Altamirano, obediente diputado local cabecista que hizo caso desmedido a personajes sin credibilidad como el regidor Ángel Maldonado y el ex priista y ex porro universitario Adán Ferrer. A Carlitos lo engañaron o, mejor dicho, se dejó engañar.

Al concluir la jornada de la votación a las 6 de la tarde, el ambiente era de celebración en la oficina de Adrián Oseguera, ubicada allá por el Corredor Luis Donaldo Colosio, muy cerca de la Playa de Miramar.

Los tres candidatos morenistas tenían los reportes de sus operadores y de una serie de encuestas de salida. Los números señalaban una victoria clara e indiscutible.

Solamente existía una duda, un resultado en medio de la incertidumbre: la elección de la diputación federal por el Octavo Distrito.

Desde un inicio, Adrián Oseguera sabía que enfrentaría al adversario más difícil de Acción Nacional en todo Tamaulipas, su vecino Chucho Nader, calificado, en diversas encuestas, como el alcalde mejor evaluado a nivel nacional.

Sin embargo, las encuestas de salida le daban una ligera ventaja al morenista. Esas cifras pintaban un sólido sur completamente en color guinda, incluyendo la diputación local del Distrito 22.

Pero… Adrián Oseguera es un hombre que nunca se confía, es un político que no lanza juegos pirotécnicos artificiales antes de tiempo hasta tener los datos duros en la mano.

Así sucedió: las primeras casillas, las de Ciudad Madero, dieron una ventaja contundente para Erasmo, Claudio y Adrián. No obstante, Oseguera sabía que su dilema electoral se resolvería en gran parte en Tampico.

La contienda por la diputación federal del Octavo Distrito fue pareja en todo momento hasta el último número reportado por el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Nacional Electoral (INE). La ventaja del panista Chucho Nader es de apenas 2.3 por ciento sobre el morenista Adrián Oseguera.

Donde no estuvo pareja la competencia fue en la campaña: Oseguera fue bajado de la carrera de forma sospechosa por el propio partido que lo postuló, el PT. Estuvo poco más de un mes fuera. Tras un litigio, el INE aprobó que regresara a la lucha, pero… para entonces, su nombre ya no iba a aparecer en la boleta electoral.

Ese ‘detalle’, no aparecer en la boleta pese a ser el candidato, indica que fue el principal factor para que Adrián perdiera miles de votos. Esa es la conclusión de los altos jerarcas de la 4T.

Tiene, no obstante, dos cartas sobre la manga: la primera, impugnará el resultado de la elección ya que su equipo político y jurídico detectó una serie de anomalías en algunas casillas.

La segunda carta: como quiera será diputado federal por la vía de la representación proporcional. De acuerdo con las proyecciones realizadas por el CEN de Morena, en la Segunda Circunscripción Electoral, en la que se encuentra Tamaulipas, el partido guinda logrará meter entre 13 y 14 diputados federales de la lista plurinominal. Adrián Oseguera fue colocado en el lugar número 11 del listado.

Morena, junto con sus aliados el Verde y el PT, contará con mayoría calificada en la Cámara de Diputados. El domingo pasado la 4T ganó 256 distritos de los 300.

Por tanto, el Grupo Parlamentario de la 4T podría estar integrado -con las proyecciones sobre los diputados federales plurinominales que le corresponderán- entre 346 y 380 legisladores. Ahí es donde radica la confianza de Adrián Oseguera de entrar al Congreso de San Lázaro.

Así vivieron el día de la elección Adrián Oseguera, Erasmo González Robledo y Claudio De Leija, una jornada que nunca olvidarán en sus vidas.

Erasmo y Claudio lograron su objetivo en las urnas. Erasmo será el próximo presidente municipal de Ciudad Madero y Claudio será el diputado local, electo en el Distrito 20, con cabecera en la urbe petrolera.

Adrián, por su parte, estará en espera de la resolución en tribunales de la impugnación que presente y de la definición de la cantidad de diputados federales plurinominales que entren a la Cámara Baja por el listado de Morena de la Segunda Circunscripción Electoral.

ERASMO RECONOCE LA LABOR DE OSEGUERA COMO ALCALDE

Un día después de la jornada electoral, el lunes por la noche, se realizó en la plaza Isauro Alfaro el festejo del triunfo de Morena en las urnas de Ciudad Madero.

Ahí estuvieron, nuevamente juntos, Erasmo, Adrián y Claudio. Se unió a la celebración Cinthia Jaime, diputada local electa y victoriosa en el Distrito 19, con cabecera en el sector Miramar.

Sobre el escenario montado a la orilla del quiosco, sobresalieron varios invitados especiales: Esdras Romero Vega, secretario general de la Sección Uno del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM); Azael Portillo Alejo, del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Honorable Ayuntamiento (SUTSHA); Héctor Marín, diputado federal; Adrián Cruz, candidato morenista a diputado local por la vía plurinominal; y José Luis Hinojosa, dirigente local del Partido Verde.

También estuvieron los integrantes de la planilla de síndicos y regidores de la coalición ‘Sigamos Haciendo Historia’, todos felices y contentos por el triunfo y porque estarán en el presupuesto.

Otro que anduvo por ahí era ‘El Betico’, coordinador de la campaña. No obstante, el reynosense nunca puso atención al discurso del alcalde electo, ya que ‘andaba’ en su propio ‘rollo’.

Quien llegó con camisa color guinda fue Marco Moctezuma, exregidor panista que se incorporó al proyecto político de Erasmo en un momento clave de la campaña. Otro del mismo peso (completo), pero con cejas tatuadas, Mauro Reyes, edil que militara en MC y que ahora es ferviente seguidor de la 4T, estuvo puntual en el evento y repartió saludos.

Al tomar la palabra, Erasmo González Robledo reconoció el trabajo y el legado de Adrián Oseguera como alcalde de Ciudad Madero.

Dejó algo más en claro: como buenos políticos, ambos siempre mantuvieron la comunicación a lo largo del tiempo en que él, Erasmo, fue diputado federal, y Adrián, presidente municipal. El diálogo fue permanente, jamás se rompió.

El mensaje fue para todos aquellos que dieron rienda suelta a la versión de que Erasmo y Adrián tenían un pleito sin solución y que el día de la elección ambos se cruzarían el voto. La realidad fue y, mejor dicho, es otra. Son, se reitera, políticos profesionales… y los buenos políticos siempre tienden puentes para el diálogo.

Hubo otro mensaje que llamó la atención de los que en verdad ponen atención a los discursos: Erasmo puntualizó que su gobierno se caracterizará por una atención de tiempo completo a los ciudadanos, con funcionarios públicos que se desempeñen con una verdadera actitud de servicio, una administración municipal en la que no habrá días de descanso ni feriados, en la que se trabajará los siete días de la semana y durante los doce meses del año.

Ese es un mensaje a tiempo de Erasmo para todos aquellos que, como suele suceder, ya comienzan a subirse a un ladrillo nomás porque serán parte, por ejemplo, del Cabildo o porque aparecerán posiblemente en el gabinete y ya se sienten unos ‘iluminados’.

CLAUDIO DE LEIJA SACÓ EN SU DISTRITO MÁS VOTOS QUE EL CABECISTA CARLITOS FERNÁNDEZ EN TODO EL MUNICIPIO

Son los datos del PREP del IETAM: el morenista Claudio De Leija, virtual diputado local electo, obtuvo más votos en su Distrito, el 20, que el panista/cabecista Carlitos Fernández Altamirano en todo el municipio en su frustrado intento por ser alcalde de Madero.

Claudio sumó un total de 42 mil 938 votos en la zona centro y sur de la urbe petrolera, mientras Carlitos alcanzó 38 mil 569 sufragios.

Es decir, Claudio De Leija también le hubiera ganado con la mano en la cintura a Carlitos, el panista/cabecista despistado, fiel creyente de chismes baratos y versiones descabelladas aportados con puntualidad grillera por quien fuera su jefecito de prensa.

Por cierto, Claudio De Leija fue el cuarto diputado local electo morenista más votado de todo Tamaulipas. Es, sin duda, un número a destacar.

El que más votos sumó de todos los candidatos de Morena al Legislativo fue Francisco Hernández Niño, electo por el Distrito 16, con cabecera en Xicoténcatl, con 48 mil 127 sufragios.

Y ojo con el siguiente dato: el tercer lugar más votado entre los morenistas que llegarán al Congreso del Estado fue para la joven Judith Katalyna Méndez Cepeda, electa por el Distrito 15, con sede en Victoria. Ella logró 44 mil 568 votos.

A Katalyna, cuya campaña fue muy exitosa, no hay que perderla de vista rumbo al futuro…

Claudio De Leija, por supuesto, también tiene mucho futuro…

Dirían por ahí, hay relevo generacional en la 4T tamaulipeca.

Y PARA CERRAR…

El lunes por la tarde, Mónica Villarreal Anaya iba a conceder sus primeras entrevistas a los medios de comunicación locales sobre su contundente victoria en la elección por la alcaldía de Tampico.
Sin embargo, desde temprano, comenzó a sentirse un poco mal de salud y no pudo atender a la prensa.

Pues resulta que ayer, después de aplicarse el examen, fue reportada con el virus que trastocó al mundo entero hace cuatro años.

Por tanto, Mónica Villarreal, virtual alcaldesa electa, no saldrá de casa y tomará un necesario reposo y medicamento.

Desde esta columna, le deseamos la más pronta recuperación, ya que un acta de mayoría la espera en el Consejo Municipal Electoral.

Click to comment

Deja un comentario

Copyright © 2024 Citadino News. Todos los derechos reservados.